Uncategorized

Como trasladar a tu mascota

SuperPup

Es normal que si tenemos un animal pequeño en la familia podamos trasladarlo en un medio de transporte como puede ser un auto. Muchas personas tratan a su  mascota como una persona más en muchos sentidos y, por más que cueste creerlo, hay quienes realmente no ven diferencias entre humano y animal en los tratos y cuidados.

Si hablamos justamente de trasladar una mascota en coche, ante todo es importante que el animal no se encuentre en el asiento del acompañante ni que esté acostumbrado a manejarse dentro del coche como en cualquier otro lugar. Si bien es bueno verlo viajar tranquilo, y sin nervios, el hecho de que pueda pasarse de un lado a otro, y que pueda jugar, puede terminar siendo peligroso, porque puede distraer al conductor, puede interferir en su visión, o en alguna maniobra.

Por eso; hay que tenerlos bien ubicados para que además, tampoco se lastimen. Lo ideal entonces es que puedan ir en el maletero, acostados, con su camita si es necesario y tranquilos. O en la parte trasera del auto, pero con alguna separación de rejas que hasta puede ser desmontable para que tu auto no se arruine. Con el maletero, tienes que tener la precaución de que pueda conectarse con la luneta, y sacarla para que no tenga ningún problema de asfixia.

Si se trata de un animal pequeño, y con frecuencia sueles trasladarlo, es preferible comprar  un transportín, que son de lo más cómodos, fáciles de limpiar, y que asegurar que por cualquier golpe por cualquier accidente, tu animal tenga una protección más grande que la de tu auto.

Si logras colocarlo en los asientos de atrás lo mejor es que estén en el suelo de ese sector, ya que es preferible que si hay un frenazo, o alguna maniobra se encuentre sujetado por el asiento del conductor.

Lo más novedoso en el mercado son algunos cinturones especiales para animales, que tienen la misma toma que el de las personas. De esa forma, con un auto al que no tienes que modificar para nada, puedes tener un dispositivo seguro.

Hay que recordar que con animales hay que tener precauciones como los de asegurarse de que hayan hecho sus necesidades, que estén tranquilos y en buen estado de salud. Y en caso de que se pongan nerviosos, o intranquilos, no dudes en hacer más paradas de las que deberías o habías planeado para que el animal pueda tener un mejor viaje, y que tu también lo tengas.

El alcance de la asistencia veterinaria de las mascotas

Es muy importante propinarle un buen cuidado a nuestras mascotas, de ahí la relevancia de las clínicas veterinarias. El fin es tener una rutina de visitas periódicas al veterinario, cuando nuestra mascota se halla bien.

Mucha gente alega motivos económicos para no llevar la mascota al veterinario, en especial si se ve saludable. El asunto es que la visita es precisamente para detectar oportunamente afecciones o problemas, que pueden resolverse de esa manera mucho más rápido.

Si hablamos de los canes, para mantener su salud se requiere tener un veterinario de cabecera que haga controles frecuentes. Hay un conjunto de males de poca importancia, como pulgas y garrapatas, que son simples de tratar siempre y cuando se los detecte a tiempo. Aunque también existen una serie de afecciones graves que necesitan tratamientos muchos más fuertes, y ahí es donde resulta primordial la asistencia de los veterinarios.

Hay un conjunto de cuidados esenciales que debemos respetar de forma rigurosa. La vacunación es una de esas medidas. Las vacunas no son eternas, renovarlas en el instante adecuado es nuestra obligación. Para eso, resulta de gran importancia llevar un control de modo de no olvidar cuándo le toca vacunarse nuevamente.

Una alimentación adecuada, limpieza rigurosa de los utensilios y un estilo de vida sano, son parte de nuestras obligaciones. La consulta temprana en la veterinaria cuando la mascota no se halle bien, es sumamente importante.

Es preciso recordar que estas medidas son en favor de la salud de la mascota y de nuestra propia familia. Acuda con su mascota al Hospital veterinario más cercano para una adecuada asistencia de la misma.

El rol del asistente veterinario

El auxiliar veterinario es un colaborador imprescindible en los establecimientos de asistencia a los animales de compañía, porque además de cooperar con el veterinario en las actividades que le permiten rentabilizar tiempo y calidad de servicio, puede desempeñar otras funciones de administración. Para ello, primero se tiene que hacer un curso de ayudante veterinario.

CLINICA VETERINARIA  MADRID  CENTRO VETERINARIO  ASISTENCIA VETERINARIA A DOMICILIO by ASISTENCIA VETERINARIA A DOMICILIO Chamartín Pros

Las aptitudes del auxiliar variarán en función al trabajo que realice en su empleo. Sin embargo, se podría decir que el saber oír y el poseer un cierto nivel de empatía con las personas, son aptitudes fundamentales en cualquier profesional de la sanidad que tenga que permanecer en contacto con el público.

La tarea de comunicación y atención al cliente que lleva a cabo el personal auxiliar, en la práctica diaria resulta vital para el correcto funcionamiento de una clínica veterinaria.

Como formación para ser un buen asistente, primero habrá que contar con una buena base de estudios, ya que es a través del conocimiento como se valoran las cosas en la vida. Segundo, para la formación de un buen auxiliar se requieren prácticas, las cuales darán la capacitación concisa y le posibilitará brindar a los pacientes los cuidados que requieren.

Aumento de la exigencia laboral de auxiliares veterinarios

La asistencia veterinaria representa un ámbito laboral en progresiva expansión. La abundancia de mascotas y el aumento de cuidados regulares de las mismas, mediante la alimentación, vacunación, castración, seguimiento, prevención de enfermedades, supone una demanda creciente de especialistas en este ámbito. El auxiliar veterinario se ha convertido en un campo profesional que reclama una especialización, como la brindada por CEAC con el curso de ayudante veterinario.

Este curso capacita para poder auxiliar al profesional veterinario en los procedimientos de examen, cura y confección de dietas.

Posing Dog by Joe-Nathan (JonathanLaberge.com)

El auxiliar puede asistir al veterinario en los procesos de atención clínica, de urgencias y de intervenciones quirúrgicas; ocuparse del paciente de manera previa y posterior a los procesos antes mencionados; efectuar los procedimientos más comunes de diagnóstico, como extracción de sangre, orina, y exámenes citológicos. Además, tiene que atender a los propietarios de los animales, en especial en lo vinculado con la información y enseñanza de los mismos, así como llevar a cabo las tareas administrativas manuales, básicas de un centro de atención a los animales de compañía.

Las prespectivas labores contemplan a Hospitales y Clínicas Veterinarias, a causa de que en las veterinarias, cada vez más, se aumentan las exigencias de profesionales capacitados para ejercer las labores de auxiliar de veterinario.

El comercio también presenta un crecimiento que exige de profesionales para llenar las nuevas plazas que se crean, al igual que los laboratorios de diagnóstico, las empresas farmacéuticas, los criaderos y las sociedades protectoras de animales.